Komodo B12 es la historia de tres muchachos que cansados de refugiarse de la plaga infecciosa en la que está sumido el mundo entero, deciden convertirse en héroes. Pero no es una labor fácil, puesto que a medida que avanzan en su cruzada personal, van descubriendo que su misión se les queda grande. Ni están preparados físicamente ni emocionalmente. No todo es tan fácil como lo vemos en el cine. Lo que al principio se les presentaba como un sueño heroico, se trunca a sus peores pesadillas; haciendo un análisis del comportamiento humano y dejando la infección en un 2º plano.

En Komodo B12 se tratará de dignificar los tan marginados subgéneros cinematográficos (spaguetti westerns, cine de zombis y slasher, etc) de forma humana y honesta. Siempre que oímos la palabra “zombis” pensamos en un subproducto, en algo de segunda división. Pero gracias a gente como Max Brooks con su obra literaria “La Guerra Mundial Z”, llega a fascinar a todos los públicos de una forma elegante y realista. De la misma manera, Enzo Castellari nos ofreció una mordaz crítica hacia el egoísmo en su spaghetti western “Keoma”. También Narciso I. Serrador con “Quién puede matar a un niño” nos hace reflexionar sobre que, en todas las guerras, los que siempre salen peor parados son los más inocentes; los niños. Las películas catalogadas como subgéneros, no siempre deben estar exentas de argumento o de emociones.

DÉJANOS UN COMENTARIO (haz click aquí)

Anuncios